martes, 16 de septiembre de 2014

Más

Para siempre, se decían. O hasta que te arrugues.

Se les arrugó la piel y el corazón, se les fue la vida.

Y se siguieron queriendo.

3 comentarios:

Ideas